91 042 12 09 / 637 175 411

Las personas dependientes se encuentran, en muchas ocasiones, con serias dificultades para manejarse en su día a día. Muchas de ellas generadas por no contar con espacios adaptados.

Precisamente por esto, se hace primordial que sus hogares se encuentren claramente adaptados a las necesidades de la persona dependiente. Y que son particulares de cada persona.

A continuación, puedes tomar nota de las pautas principales para adaptar tu vivienda a una persona dependiente.

 

Organización del mobiliario

Uno de los primeros aspectos que debemos tener en cuenta consiste es evitar que el mobiliario dificulte que la persona con dependencia se mueva por la casa.

Algunos de los consejos que podemos seguir a este respecto son:

  • Colocar los muebles en lugares que no dificulten el paso. 
  • Cuidar que cables y otros posibles impedimentos no se encuentren en mitad del camino o puedan molestar.
  • Las puertas deben ser lo suficientemente amplias como para que pueda pasar una silla de ruedas sin dificultad.
  • Intentar que las esquinas de los muebles sean redondeadas para evitar posibles golpes.

Adaptaciones en el baño

Una de las habitaciones principales de la casa es el baño o aseo. En este caso debemos:

  • Utilizar pavimentos antideslizantes que puedan evitar posibles problemas con sillas de ruedas.
  • Emplear barras asideros de un color distinto al de la pared. De esta manera resultan más fáciles de identificar y facilitarán los movimientos de la persona dependiente.
  • Usar alfombrillas antideslizantes dentro de la bañera o en el plato de ducha para evitar posibles caídas en el servicio.
  • En el caso de que sea posible, es recomendable tener un plato de ducha en vez de una bañera. Además, los platos de ducha deben tener la mínima elevación posible para así facilitar el acceso al mismo.

adaptar vivienda persona dependiente

Adaptaciones en el salón

El salón es otra de las salas principales de la casa y debemos prestar especial atención a las siguientes recomendaciones:

  • Los dispositivos electrónicos deben contar con un mando que facilite su uso.
  • Es preferible utilizar sillones frente a sofás de mayor tamaño con reposabrazos.
  • En el caso de tener un teléfono fijo, es importante contar con un teléfono inalámbrico que facilite que la persona tenga acceso al mismo sin necesidad de realizar demasiados movimientos.

Adaptaciones en el dormitorio

Finalmente, el dormitorio también requiere que realicen ciertas adaptaciones:

  • La cama debe estar centrada y sin impedimentos a su alrededor. De esta manera la persona podrá pasar sin ningún tipo de problema.
  • La altura de la cama debe estar entorno a 45 cm, sin ser demasiado alta ni demasiado baja.
  • Los interruptores deben estar colocados de manera accesible. 
  • Es importante no colocar la cama hacia la ventana, sobre todo en aquellos casos en los cuáles las personas tengan algún tipo problemas de visión.

Conclusiones

Mejorar la calidad de vida de las personas con dependencia es una cuestión primordial. Además de llevar a cabo adaptaciones en el hogar, también existen otra serie de servicios que pueden ayudarnos a mejorar su situación, como es el cheque servicio.

Pero, además, siempre puedes acudir a servicios profesionales que te ayuden a gestionar todo este tipo de situaciones.

Finalmente, esperamos que este post para saber cómo adaptar tu vivienda a una persona dependiente te haya sido de ayuda.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar