Beneficios de sociabilizar a la tercera edad

Ya lo dijo Aristóteles: “Somos animales sociales”. Y aunque la teoría es válida desde que el filósofo griego la expusiera allá por el siglo IV a.C, en la práctica la cosa cambia, con la edad muchos ancianos dejan de relacionarse.

Detrás de esta realidad hay diferentes motivos: factores de salud, limitaciones de movilidad, falta de energía, cambios en el estilo de vida tras la jubilación… También es determinante el momento en que los hijos dejan el hogar y el hecho de que los amigos y las parejas vayan falleciendo.

Sea como sea, estar acompañados en la tercer edad enriquece el día a día de nuestros mayores por todos los beneficios de sociabilizar a la tercera edad.

Sociabilizar en la tercera edad mejora el bienestar físico

Salir de casa para dar un paseo con los amigos o tomar algo, recoger a los nietos del colegio, resolver un recado…, es decir mantenerse activos, ayuda a controlar enfermedades como la diabetes o la hipertensión.

La movilidad también reduce los dolores articulares producidos, por ejemplo, por enfermedades como la artrosis, mejora la psicomotricidad, refuerza la musculatura, la elasticidad, el equilibrio y mejora el estado físico en general.

Sociabilizar en la tercera edad mejora la salud mental

Sociabilizar también es bueno para el bienestar del cerebro. Estar en compañía significa hablar, reír, compartir intereses, recuerdos, intercambiar impresiones, confiar inquietudes. Con todo ello se activan, entre otras, las áreas del cerebro que afectan a la memoria y la comunicación, con lo que el deterioro cognitivo se ralentiza.

Formar parte de un grupo nos hace sentir felices en cualquier etapa de la vida, pero en el caso concreto de la tercera edad ayuda, además, a olvidarse aunque sea por un momento de las dolencias, así como a aceptar las consecuencias propias del envejecimiento.

Beneficios sociabilizar tercera edad

Sociabilizar en la tercera edad mejora el estado emocional

Muchos ancianos mantienen prácticas de ocio pasivas y limitadas a las cuatro paredes del hogar, como ver la televisión o escuchar la radio. Este entretenimiento no ayuda a su realización personal que les suele generar la sensación de sentirse inútiles.

Por el contrario, potenciar en ellos las ganas de participar en actividades, fomentar su autonomía y animarles a adquirir nuevas capacidades mantiene su autoestima sana, mejora su estado anímico y previene patologías como la ansiedad o la depresión.

Los centros de día son una opción perfecta para sociabilizar en la tercera edad

A veces, con la intención de ofrecer el mejor cuidado a los mayores, les limitamos al ámbito familiar. En estos casos, es posible que los ancianos no estén solos, pero sí que se sientan solos muchas horas al día.

Para evitarlo, los centros de día son una opción a valorar. En ellos se ofrecen actividades muy variadas que, además, imparte personal especializado.

Suele haber talleres de manualidades, pintura, bricolaje, jardinería, computación o costura. También se organizan grupos de teatro, baile, yoga, gimnasia de mantenimiento y excursiones, todo adaptado a sus necesidades físicas.

Hay muchas actividades para elegir y los beneficios de participar en ellas en compañía de otras personas, según un estudio publicado en la Revista Internacional de Psicología Social, hasta tres meses después de haberlas realizado.

Conclusiones 

Por último, esperamos que este post te haya podido servir de ayuda para conocer los principales beneficios de sociabilizar a la tercera edad.

Noches de descanso

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar