91 042 12 09 / 637 175 411

La población española es cada vez mayor y vive más sola. Así lo reflejan los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el informe sobre demografía y población correspondiente a 2018.

“España ha superado el umbral de los dos millones de mayores de 65 años que viven solos. De ellos, más de 850.000 tienen 80 años o más y la mayoría son mujeres: 662.000”, recogen los datos del INE.

Consecuencias de la soledad de los mayores

Numerosos estudios demuestran que los casos de depresión, demencia y deterioro cognitivo aumentan cuando los ancianos viven aislados.

Somos seres sociales. Estar en compañía de otros es natural en todas las etapas de la vida, también en la tercera edad, por los numerosos beneficios que conlleva sociabilizar.

A nivel físico, vivir solo incrementa el riesgo de adoptar o mantener hábitos poco saludables como fumar, seguir una dieta poco equilibrada o no realizar actividad física. Con ello, se agrava el peligro de sufrir desnutrición, deshidratación o de padecer enfermedades cardiovasculares, entre otras consecuencias.

 

La soledad de los mayores implica riesgos para su salud física, mental y emocional. También, en cuanto a su seguridad. 

 

No podemos pasar por alto que los ancianos son más vulnerables y confiados. Por tanto, estar solos afecta a su seguridad e integridad ya que los convierte en víctimas fáciles de delitos como robos o estafas.

Por último, hemos de ser conscientes de que el deterioro físico y mental propio de la edad es especialmente delicado en los ancianos que viven aislados.

La pérdida de reflejos puede conllevar una caída o un golpe y el deterioro de la memoria puede llevarles a no tomar bien la medicación prescrita por el médico o incluso olvidarla.

Casos como estos desembocan, a veces, en la triste noticia de haber encontrado a un anciano fallecido en su domicilio sin que nadie le haya echado de menos durante días, semanas o incluso meses.

Recurrir a profesionales en el cuidado de ancianos dentro y fuera del hogar ayuda a proporcionar a nuestros mayores la atención saludable y digna que necesitan y se merecen.

 

Soledad de los mayores de edad

 

Principales causas de la soledad en la tercera edad

Para combatir la soledad de los mayores, primero hay que distinguir las causas que llevan a ella. En este sentido, expertos del Gabinete de Calidad de Vida y Envejecimiento de la Universidad de Granada crearon en 2010 la primera escala española para medir la soledad social en las personas mayores. Este instrumento, denominado Escala de Soledad Social Este II, venía precedido de un trabajo de 2009, la escala Este-R, que distingue entre cuatro tipos de soledad en los ancianos.

1.Soledad familiar

Se produce cuando no hay apoyo por parte de la familia o cuando, aún habiéndolo, la persona mayor no lo percibe como idóneo.

2.Soledad conyugal

Se debe al impacto emocional que supone la pérdida de la pareja y la dificultad para vivir ante la ausencia del ser querido.

3.Soledad social

Surge cuando hay carencias en las relaciones sociales. A menudo, este retraimiento en las interacciones puede producirse como consecuencia de sus propias valoraciones.

4.Crisis existencial

Proviene de un conflicto en la autopercepción. La persona piensa o siente que no vale la pena seguir viviendo, no encuentra sentido para ello. Se da con frecuencia tras producirse una disminución importante de autonomía, de salud o tras la pérdida de un ser querido.

En función del tipo de soledad que afecta los ancianos debemos adoptar unas u otras medidas que ayuden a aliviarla.

Estas medidas también dependen de si viven solos o en casa con el resto de la familia y de su estado físico y mental. En cualquier caso, tomar conciencia del problema de la soledad de los mayores, así como combatirla es responsabilidad de la familia y de toda la sociedad.

 

Conclusiones 

Para finalizar, esperamos que este post te haya ayudado a conocer las principales consecuencias y tipos de soledad de los mayores.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar